Licencia

Licencia Creative Commons

lunes, 16 de mayo de 2011

Vuelta: eliminatoria de Champions Manchester-Schalke 04

080110 schalke arena germany

La eliminatoria partía con una estupenda ventaja para el Manchester United, puesto que halló una importante victoria en Gelsenkirchen por 0-2 y, en consecuencia, el conjunto alemán se encontraba con el infortunio de tener que golear a los incombustibles 'Red Devils'.

El partido comenzó como se preveía: el Schalke lanzó un par de balones al área al comienzo para intentar pescar algo, pero la sólida defensa inglesa abortaba cualquier acercamiento. Mientras tanto, el juego desplegado por los de sir Alex Ferguson era un fútbol preciso cual reloj suizo, con un toque excepcional y un poderío físico imponente que frenaba a los germanos. Corría el minuto 25 cuando el Schalke movía la bola por el carril derecho y, en una mala triangulación de éstos, le llegó el balón a Gibson, que era el encargado esa noche de manejar al equipo desde el centro de la cancha. Su extraordinaria visión de juego le permitió ver a Valencia, quien recibió una diagonal desde muy lejos y se quedó cara a cara con el portero Neuer para batirle en un disparo por bajo.

La lógica se imponía , y cinco minutos más tarde se confirmaba la eliminación de los alemanes, pues tras un saque de banda del lateral diestro Rafael da Silva , le llegó el balón a Valencia, que le debía una a Gibson por la magistral asistencia en el gol anterior y éste fusiló sin piedad a Neuer, quien también tuvo su parte de culpa en el gol porque se agachó a coger el balón pensando que iba más lento de lo que creía, y rebotó en él colándose en el fondo de las mallas.

Una mala salida de Smailling, el joven central inglés, propició el gol del Schalke pues perdió el esférico y se lo entregó a Uchida , quien corrió hacia la banda derecha para poner un preciso centro que quedó muerto, lo que permitió que el español Jurado recortase distancias. No hubo mucha celebración porque el Schalke era consciente de que endosarle al Manchester 3 goles más en Old Trafford era una tarea prácticamente imposible teniendo en cuenta el curso del encuentro.

Con este resultado se llegó al descanso. Tras la reanudación, Rangnick quiso apurar las remotas opciones de los suyos dando a entrada a Edu en la punta del ataque y retrasando a Raúl, que por detrás del delantero punta entró más en contacto con el balón. Los primeros compases del segundo tiempo mostraron a un cuadro germano con algo más de chispa arriba, aunque sin convicción. No obstante, pronto el Manchester quiso dejar claro quién mandaba sobre el terreno de juego. En su primera llegada en la segunda mitad, Anderson desde la frontal ponía el balón en la escuadra derecha y Neuer volvía a emular su gran actuación de la ida y sacaba una mano prodigiosa que evitaba el tercer tanto, resarciéndose así de su cantada en el segundo gol.
En los siguientes minutos el duelo entró en un punto muerto entre la resignación de los visitantes y el pasotismo del Manchester, que seguía esperando las grietas que dejaría abiertas el equipo de Gelsenkirchen. Con el final cada vez más cerca las fallas aparecieron y los 'diablos' no tuvieron piedad a la contra.

En el último cuarto de hora el equipo de Old Trafford volvió a aprovechar la inoperancia de su rival para completar su pase a la final, redondeándolo con una goleada merced a un doblete de Anderson, que ahondaba aún más en la profunda herida alemana. Sin embargo, podemos calificar al Schalke de equipo revelación de esta Champions League, pues dejó fuera al vigente campeón, entre otros.

El Manchester estaba en la final tras una andadura europea en la que ha ido de menos a más y tras una eliminatoria en la que ha demostrado una fortaleza digna de su historia y que le avala como un rival de garantías ante el Barça. Un Raúl impotente, dice adiós a la 'Champions' en el mismo estadio que un día le vio erigirse como uno de los mejores jugadores europeos. Le sirve como despedida agridulce de la competición el ser, un año más, el máximo goleador histórico.



Rubén Ágreda, Jesús Alcoholado y Pablo Carrasco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión.